Un biblio paradero es una buena idea para que la espera del transporte público sea más amena y para promover la cultura entre los habitantes de una comunidad. En Santiago, en la comuna de la Florida, la Biblioteca Comunitaria el Amaranto transformó un maltrecho paradero del Transantiago en un espacio de intercambio de libros, donde transeúntes y vecinos disfrutan de la lectura. Puedes ver el video aquí